AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

miércoles, 23 de septiembre de 2015

LA LÓGICA (ILÓGICA) DE LAS TASAS ARTIFICIALMENTE BAJAS (Primera de tres partes)

PESOS Y CONTRAPESOS
ARTURO DAMM ARNAL

A nivel mundial la pregunta es ¿qué va a pasar con las tasas de interés en los Estados Unidos, sobre todo con la tasa de los fondos federales, la tasa de “referencia”? La pregunta, que hasta ahora ha tenido una respuesta vaga e imprecisa –“En algún momento (¿cuándo?) tendrán que subir (¿cuánto?)”–, ha generado incertidumbre y especulación cambiaria, lo cual ha dado como resultado la depreciación (en el caso de sistemas cambiarios de libre flotación) o devaluación (en el caso de sistemas cambiaros de tipo de cambio fijo) de muchas monedas respecto al dólar, el peso mexicano incluido.

La pregunta con la que quiero comenzar es ¿por qué en los Estados Unidos la tasa de fondos federales, la tasa de “referencia”, manipulada por la autoridad monetaria, ¡no fijada por los agentes económicos en el mercado!, lleva tanto tiempo (del 2009 a la fecha, es decir, desde la “gran recesión” hasta el día de hoy) oscilando entre 0.00 y 0.25 por ciento, algo que, a primera vista, resulta ridículo? ¿Cuál es el objetivo que se busca manteniendo la tasa de “referencia” a esos niveles tan bajos? Impulsar el crecimiento de la economía, que se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, el Producto Interno Bruto, el PIB. 

¿Cuál es la lógica (ilógica) detrás de la decisión de mantener la tasa de “referencia” a esos niveles ridículamente bajos? Para responder hay que tener presente que una tasa de interés de “referencia”, manipulada por la autoridad monetaria, no fijada en el mercado por los agentes económicos, tiene como fin inducir una determinada evolución en el resto de las tasas de interés: si la de “referencia” aumenta se espera que el resto también aumente; si por el contrario disminuye se espera que las demás también disminuyan. Y si las tasas bajan se espera que el crecimiento aumente. Y si las tasas suben se espera que el crecimiento disminuya. Si el crecimiento ha de aumentar, ¿qué debe pasar con las tasas? Deben bajar.

Continuará.

Twitter: @ArturoDammArnal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada