AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

lunes, 28 de septiembre de 2015

BANXICO, ¿CULPABLE POR LA DEPRECIACIÓN? (Primera de tres partes)

PESOS Y CONTRAPESOS
ARTURO DAMM ARNAL

No faltan quienes aseguran que el Banco de México (y en concreto Agustín Carstens) es el responsable por la depreciación del peso frente al dólar, ya que, cuando empezó la misma, las autoridades monetarias (encabezadas por Carstens), de manera irresponsable, no aumentaron la tasa de interés, que sigue en 3.00 por ciento. ¿Cuál es la lógica (¿ilógica?) detrás de esta acusación? Veamos.

La depreciación del peso frente al dólar se debe a que la demanda por dólares (salida de dólares desde México hacia el extranjero) ha sido mayor que su oferta (entrada de dólares desde el extranjero hacia México), creándose por ello una situación de escasez en el mercado cambiario, ante la cual los oferentes de dólares, de manera lógica, aumentaron el precio de la divisa estadounidense, mayor precio al cual se siguió comprando. ¿Resultado? La depreciación del peso frente al dólar.

¿Qué situación hubiera evitado, y en una de esas revertido, la depreciación del peso frente al dólar? Aquella en la cual la oferta de dólares (entrada de dólares del extranjero hacia México) hubiera crecido mayor que su demanda (salida de dólares desde México hacia el extranjero), para lo cual hubiera sido necesario, al menos eso opinan quienes culpan al Banco de México de la depreciación, un aumento en la tasa de interés, con el fin de hacer más atractiva la inversión financiera en el país, lo cual, en primer lugar, hubiera evitado la salida de dólares y, en segundo término, hubiera propiciado su entrada, convirtiendo la situación de escasez, mencionada en el primer párrafo, en una situación de sobreoferta, precisamente lo que se necesita para evitar la depreciación y ocasionar la apreciación de nuestra moneda frente a la estadounidense.

Cierto, las autoridades monetarias decidieron, desde que empezó la depreciación, dejar sin cambio, en 3.00 por ciento, la tasa de interés, lo cual impidió hacer más atractiva la inversión financiera en el país, incentivando la salida de dólares y desincentivando su entrada. Entonces, ¿es el Banco de México culpable de la depreciación?

Continuará.

Twitter: @ArturoDammArnal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada