AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

viernes, 14 de agosto de 2015

PATRÓN ORO, LA SOLUCIÓN AL DESASTRE ECONÓMICO GLOBAL: KEITH WEINER

El blog de Inteligencia Financiera Global se complace en presentar la primera parte de la entrevista que realizamos a Keith Weiner, presidente del Gold Standard Institute de los Estados Unidos.


Esperamos que la disfruten.


- (Guillermo Barba, GB) Keith, en tu opinión, ¿cuál es la raíz del actual desastre financiero y económico en el mundo?

(Keith Weiner, KW) La respuesta corta es: el aumento de la deuda. No sólo es el aumento, sino su aumento exponencial –la deuda se duplica aproximadamente cada 8 años.

La respuesta media es: En 1971, el presidente Nixon incumplió el pago de obligaciones en oro del gobierno de Estados Unidos. Esto nos sumió en un régimen mundial de papel moneda inconvertible. El oro fue desterrado del sistema monetario, ya no se le permitió cumplir su función como extintor de la deuda. El dólar se convirtió en un simple pagaré. No puedes pagar tu deuda mediante la emisión de pagarés, como tampoco puedes salir de un agujero cavando más profundo. Así sólo se puede pagar los intereses de la deuda. Esta es la razón por la que esa deuda tiene que crecer más y más rápido.
Al mismo tiempo, se trastornó la tasa de interés. Quedó libre de dispararse hasta la Luna, como lo hizo en 1981. E igualmente libre de caer en el agujero negro del cero, lo que ha venido haciendo desde entonces. La caída de la tasa de interés provoca una masiva, pero sobre todo oculta, destrucción de capital.

La respuesta larga es: tenemos planificación central. Antes de abordar las carencias económicas de la misma, necesito tocar un punto moral. La planificación central significa: mandar en la vida de las personas, forzándolas a hacer lo que tú quieres. Es una característica destacada de toda clase de totalitarismo, desde el comunismo hasta el fascismo. Karl Marx incluyó un banco central como una de sus 10 plataformas, así de importante era. Nada menos que Benito Mussolini (dictador fascista de Italia durante la Segunda Guerra Mundial) elogió a uno de los libros de Keynes como una buena introducción a la economía del fascismo.

Y el registro histórico de la planificación central es siempre y en todas partes, el fracaso abismal. ¿Por qué? Mises escribió sobre esto. Ayn Rand escribió sobre esto. Hayek escribió sobre esto. Y muchos otros. Incluso si concedemos que los planificadores centrales son muy inteligentes, sabios e incorruptiblemente honestos, ¡no tienen ni idea de lo que están haciendo!

Sin gente comprando manzanas y no peras, sin un mercado que suba el precio del crédito y baje los precios de las casas debido a las ventas, ¿cómo es que el planificador central puede saber lo que necesitamos más, y lo que ya tenemos en exceso? No puede. En base a este principio, Mises fue capaz de predecir el colapso de la Unión Soviética, lo que hizo en 1922 con su libro “Socialismo: Análisis Económico y Sociológico”.

La mayoría de las personas se dan cuenta, al menos después del colapso de la URSS, que la planificación central del maíz no funciona. El maíz es sencillo, con un ciclo anual. Lo que me sorprende es que todavía tienen fe en la planificación central de lo más complejo de todo: el crédito. Tiene ciclos de años o décadas.

- (GB) ¿Podría el patrón oro ayudarnos a resolver estos problemas? ¿Cómo podríamos tener un patrón oro del siglo 21?

(KW) Sí. :)

OK, más en serio, el oro resuelve ambos problemas que he descrito anteriormente. Las deudas pueden ser liquidadas, lo cual es importante. De otro modo, se acumulan hasta que nos entierran vivos. También, bajo el patrón oro, la tasa de interés se fija en el mercado libre, y es un proceso sencillo. Si los ahorradores sienten que la tasa es demasiado baja, retiran su moneda de oro (del banco) y se la llevan a casa. O si los empresarios descubren que la tasa es demasiado alta, dejan de pedir prestado. La tasa de interés es estable dentro de estos límites inferior y superior, respectivamente. No se puede tener cero interés (mucho menos negativo, como en Suiza) o una tasa de 15.7% en el bono del Tesoro estadounidense a 10 años, como ocurrió en 1981. De hecho, si nos fijamos en los datos históricos de las tasas de interés (durante el patrón oro) vemos que fue extraordinariamente estable para nuestros estándares modernos. ¡Todo esto sin planificación central!
Estoy a favor de un mercado libre en el dinero y el crédito. Nunca se tuvo que obligar a la gente a aceptar oro o plata en los pagos. Todo lo contrario. Dejen que la gente sea libre de elegir qué usar y aceptar como pago, y más importante, qué prestar y pedir prestado. Ellos elegirán oro. Siempre lo han hecho, por miles de años.

En el siglo XXI, la gente no usará ropa de estopa. No se van a ceñir a la cintura cinturones de cuerda. No tendrán monederos de cuero haciendo sonar sus monedas de oro y plata. El patrón oro no significa regresar al siglo XVII.

En la práctica diaria, no creo que fuera muy diferente para la persona promedio. Ahora, la tendencia nos aleja de llevar cualquier moneda o incluso billetes de papel, hacia el uso de plástico. Sin duda, esto te permite tener una billetera delgada y ligera. La gente va a gastar y ganar, en su mayoría sin tener que tocar el oro real.

La clave es que tendría este derecho. Creo que la mayoría de la gente tendría un poco de oro, y un poco de plata en casa. El oro es el activo verdaderamente libre de riesgo (un bono del gobierno no está libre de riesgo, solo hay que preguntarle a los ciudadanos de Chipre, Grecia o Islandia). Tener el derecho de redimir crédito en oro mantiene a los deudores honestos (y también proporciona un mecanismo para retirar deuda al final de su vida útil). Pocos redimirían en oro, a menos que un deudor se esté metiendo en problemas. Luego, las redenciones se producirán en cantidades crecientes. El hecho de saber que puede suceder proporcionará incentivos importantes a los bancos y otros intermediarios financieros.

Y por supuesto, la planificación a largo plazo se hace posible de nuevo. Con una moneda y tasa de interés estables, los contratos a largo plazo son factibles. Pensemos en los arrendamientos y seguros. Pensemos en los fondos de pensiones.

Por último, regresaríamos a un crecimiento económico real y al aumento de la prosperidad para todos, incluidos los trabajadores no cualificados y los poco cualificados.

- (GB) Hablemos ahora de los mercados de metales preciosos. ¿Por qué los precios del oro y la plata siguen cayendo en un contexto de impresión de dinero en todo el mundo? ¿Son cuestiones de oferta y demanda o temas de manipulación del mercado?

(KW) En primer lugar, permíteme referirme a la manipulación. Es natural que se desarrolle una teoría para explicar lo que uno observa. Observamos tanto las dificultades financieras (por decirlo suavemente) como enormes aumentos en la cantidad de dólares, euros, etc. A primera vista, es razonable esperar que el precio del oro suba. Pero no está subiendo, y de hecho ha estado cayendo por algunos años.

Una explicación popular es que el precio es manipulado. Sin embargo, cuando se intenta estudiar la mecánica de cómo se supone que esta manipulación funciona, se cae a pedazos. Los manipuladores se supone que venden oro de papel, es decir contratos de futuros. No pueden estar vendiendo el metal, al menos no en la plata. Y el precio de la plata ha caído mucho más como porcentaje. Así que tienen que ser los futuros.

OK, bueno, si esto es así, ¿cómo funcionaría? Conduciría al precio de un contrato de futuros muy por debajo del precio del metal real. Habría un divorcio total de estos dos precios. Yo estudio el diferencial entre el precio al contado (spot) y el de futuros de oro, y te puedo decir que no es así.
Los datos que vemos en el mercado no se ajustan a la teoría. He escrito muchos artículos acerca de esto, y mostrado mis datos.

Así que necesitamos una nueva teoría.

Propongo que, para empezar, uno debe mirar al oro como dinero y al dólar como crédito defectuoso. No se puede medir el dinero en términos del dólar. Eso sería como medir un metro de acero utilizando ligas de goma. ¿Cuánto mide el metro hoy? 3.8 ligas. Y mañana 3.9 ligas de longitud. ¿Por qué se hizo más largo? :)

Tienes que medir el dólar en oro. Muy pocas personas lo hacen. Cuando doy una plática, por lo general el público está muy interesado en el oro. Les pido que levanten la mano si saben el precio actual del oro. Todas las manos se levantan. Digo bien, el oro es dinero ¿verdad? Sí. Levanten la mano si conocen el precio del dólar, medido en oro. Esta vez, no hay manos arriba (actualmente es de 28.6 mg. de oro).

Cuando se creó la Reserva Federal, el dólar estaba por encima de 1,500 mg. En 2011, tocó un mínimo alrededor de 16 mg. Su precio objetivo a largo plazo es 0 mg.

Este es un cambio de paradigma, dejar de pensar en el oro en términos de dólares y empezar a pensar en el dólar en términos de oro. Al igual que con todos los buenos cambios de paradigma, las cosas se vuelven más nítidas y claras.

Ahora podemos preguntar, ¿por qué el dólar está subiendo? ¿No es una pregunta más fácil? Creo que la respuesta es que los deudores son exprimidos por el peso de sus deudas. Y, por supuesto, los especuladores están tremendamente alcistas en el dólar. Tengo que destacar aquí que no me refiero a la cotización del dólar medido en euros o en libras. Me refiero en términos de oro. Esto es simplemente el mismo fenómeno de los medios de comunicación predominantes que desestiman al oro como la “piedra favorita” (como una periodista del Wall Street Journal lo llamó recientemente). Estas personas te están diciendo que vayas completamente al dólar.

Es un consejo interesado, en el mejor de los casos. Sin embargo, mientras predomina, la gente compra el dólar (es decir, vende su oro) que de otra manera no lo haría.

He desarrollado un modelo para calcular el precio fundamental del oro. Este modelo muestra este sentimiento, y está diciendo que el precio del oro debería ser de alrededor de 1,200 dólares.

Creo que algo va a cambiar, algo en el mundo del crédito. Un gran impago podría ocurrir en casi cualquier parte, desde los bonos basura del petróleo shale hasta los más grandes deudores soberanos o un banco importante. Si los gobiernos no pueden o no rescatan a los depositantes, y asumen las pérdidas reales, el sentimiento cambiará. La gente podría empezar a darse cuenta de que, a diferencia de un dólar o euro o yuan, el oro no tiene contraparte. Es un trozo de metal, y no puede caer en impago.

Cuando eso ocurra, sospecho que el precio del dólar se moverá rápidamente hacia su antiguo mínimo de 16 mg. de oro y no hay ninguna razón por la que no pudiera hundirse a nuevos mínimos.

Hay otro beneficio de ver al oro como dinero, y al dólar como crédito medido en oro. No animas la caída del dólar. Te das cuenta de que es un proceso horrible y destructivo que le hará daño y eventualmente matará personas. Esto no es algo a lo que no se pueda echar porras. Y te das cuenta de que no hay ningún beneficio por la posesión de oro. Tú simplemente evitas las pérdidas por tener dólares. Uno puede tener ganancias de capital por tener plata en los momentos adecuados (esta es la base del fondo que administro), cuando la plata está subiendo en términos de oro. Pero el oro por sí mismo es inmóvil.



No se pierda la segunda parte (próximo lunes) de esta entrevista en la que, entre otros temas, el invitado comentará sobre si China superará a Estados Unidos y su dólar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada