AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

jueves, 6 de agosto de 2015

DEPRECIACIÓN, RESERVAS E INTERVENCIÓN (IV)

PESOS Y CONTRAPESOS
ARTURO DAMM ARNAL

Se dice que el tipo de cambio peso – dólar flota libremente en el mercado, sistema de libre flotación que el Banco de México define como aquel en el que “el valor del peso frente a otras divisas se determina por la oferta y demanda entre la moneda nacional y otras monedas” o, puntualizando, como el sistema cambiario en el cual el precio de la divisa, en términos de la moneda nacional, se determina por la relación entre su oferta y demanda.

Desde el punto de vista de esta definición, ya sea que el Banco de México compre dólares (acumule reservas, como por lo general hace), ya sea que los venda (desacumule reservas, como de vez en cuando hace), desde el momento en el que participa como demandante (comprador) u oferente (vendedor) de dólares, el sistema es de libre flotación. El Banco de México es un participante más en el mercado cambiario, y su participación, ya sea comprando o vendiendo dólares, influye en el comportamiento de la demanda y la oferta, cuya relación determina el precio del dólar en términos de pesos: si la oferta de dólares es mayor y/o crece más que su demanda el precio de la divisa estadounidense disminuye (apreciación del tipo de cambio), y si la demanda de dólares es mayor y/o crece más que su oferta el precio de la divisa estadounidense aumenta (depreciación del tipo de cambio), siendo el banco central un participante más en el mercado.

El Banco de México, ni fija un tipo de cambio, ni defiende una determinada paridad, ni induce una determinada apreciación o depreciación del tipo de cambio, todo lo cual sí supondría abandonar la libre flotación. El Banco de México, lo único que pretende, sobre todo ofreciendo dólares en épocas de depreciación “fuera de lo normal”, es garantizar el funcionamiento ordenado del mercado cambiario, para lo cual, ¡ojo!, juega con las reglas del mercado, siendo un demandante u oferente más en dicho mercado, lo cual respeta el sistema de libre flotación. ¿Será?

Continuará.

Twitter: @ArturoDammArnal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada