AVISO IMPORTANTE

¡BIENVENIDOS AL NUEVO PORTAL GUILLERMOBARBA.COM!

Estimados lectores de Inteligencia Financiera Global: Este blog se ha mudado definitivamente al nuevo portal de GuillermoBarba.com . Agr...

martes, 5 de marzo de 2013

¿Y POR QUÉ LA PLATA ES MEJOR QUE EL ORO?

Imagen: Marketwatch

Para muchos inversores, no termina de quedar claro por qué la expectativa de desempeño de uno de los metales monetarios, la plata, pinta mucho mejor que la del oro. Para entender esto, echemos antes un vistazo a la información más reciente referente a su demanda física. 

Y es que en 2013, esta se ha disparado… al menos en Estados Unidos.

De acuerdo con datos de la propia US Mint (Casa de Moneda), en enero y febrero se alcanzaron cifras récord de colocación de las denominadas Águilas de Plata Americanas (American Silver Eagles), que son monedas que contienen una onza (31.1 gr.) de plata pura.

El mensaje que esto nos deja es contundente: pese al ruido con el que la mayoría de los grandes medios especializados nos aturde, aludiendo una y otra vez a una “recuperación” que no termina de cuajar, en silencio una minoría informada prefiere ampararse en la protección financiera, que pocos activos como los metales preciosos físicos pueden proporcionar.

La cifra final para enero –mes tradicionalmente de alta demanda, ascendió a la marca de 7.498 millones de onzas vendidas. Sin embargo, pudieron ser muchas más debido a que desde mediados de mes, la US Mint vio agotadas sus existencias. Solo hasta los últimos días la venta se reanudó, pero de forma racionada.

Asimismo, febrero fue de máximos históricos. La colocación de onzas de plata fue de casi 3.369 millones, un dato sin precedentes para este mes de solo 28 días.

Para darle una idea de la dimensión que esto representa, la suma de estos dos primeros meses, cercana a los 11 millones de onzas, es superior a la venta anual de todos los años anteriores a 2008.

Por supuesto, esta avidez por la plata ha sido alentada por las repetidas e inducidas bajas de precio que ha sufrido en lo que va del año, y que desde febrero la llevaron de nuevo a alcanzar niveles claros de oportunidad de compra.

American Silver Eagle
Así pues, 2013 podría significar un nuevo récord anual de ventas, luego del descenso de alrededor de 15 por ciento que se tuvo en 2012, respecto al año anterior.

Y es que como lo ha señalado el experto mundial en metales preciosos, Eric Sprott, un hecho relevante que está siendo pasado por alto por la mayoría, es que a los actuales volúmenes de venta, el público está adquiriendo casi 50 veces más plata física que oro.

Este número, no está muy lejos del ratio oro/plata (cociente obtenido de la división del precio del primero por el de la segunda), y que se ubica a la fecha en alrededor de 55, muy lejos también de la clásica razón de 15 a 1 entre ambos.

Esto no diría mucho excepto por algo: ese ritmo actual de consumo es insostenible en el largo plazo.

¿Por qué? De entrada, el mundo sólo produce once veces más plata que oro, y una gran cantidad de ella es consumida en miles de usos industriales. En cambio, casi la totalidad del metal amarillo es atesorada de alguna forma o de otra. Eso, deja muy poco del metal blanco para saciar el apetito inversionista.

Sprott ha hecho los cálculos, y estima que existen apenas tres onzas de plata disponibles para inversión, por cada onza de oro, motivo suficiente para anticipar que para corregir este desbalance, la plata tendrá que apreciarse muy por encima de su cotización actual, y de su máximo histórico de 50 dólares, a un ritmo acelerado.

Del mismo modo, no podemos soslayar que de la dupla de metales preciosos, el oro está hoy solo 18% por debajo de su récord histórico nominal, mientras que la plata, casi 43% abajo. La antigua norma de comprar barato y vender caro, nos permite ver cuál de las dos, luce como mejor opción al momento.

Como ve, hay una divergencia notable entre lo que ocurre en el mercado de papel, dominado por el miedo y los manipuladores en las últimas semanas, y el mercado real, el del bien tangible. Por eso, cada caída en el precio de la plata producto de la especulación en el mercado de futuros, se corresponderá siempre con una respuesta contundente del lado de la demanda física.
Mexicanas onzas de plata Libertad

Sobra decir que en el lejano Oriente, los asiáticos son grandes beneficiarios de esta política occidental de procurar mantener deprimidos los precios del oro y la plata, donde una vez desembarcados, jamás volverán.
Que nadie se sorprenda entonces que analistas como Stephen Leeb, estimen que en dos o tres años, China será el mayor tenedor de oro (físico, por supuesto) del planeta.

Tampoco que al final de este mega ciclo de expansión crediticia, acelerado a partir del rompimiento con el patrón oro en 1971, oro y plata entren en un ciclo de auténtica burbuja que los llevará a alcanzar precios que hoy, nos parecerían ridículos. ¿Cuáles serán estos? Dependerá de cuánto más billetes los banqueros centrales estén dispuestos a imprimir, como lo siguen haciendo.

Entonces, y solo entonces, esos metales, los últimos extintores de deuda, recuperarán algo de su prestigio y posición dentro del sistema financiero internacional. Como sea, mientras eso ocurre, ojalá que cada día sean más los que, discretos, renuncien a seguir el juego a los beneficiarios de la corrupción de la moneda, y decidan mejor atesorar sus metales preciosos, el que les parezca mejor, en propia mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada